Hace días se hizo viral en redes sociales un video de un fanático que asistió a un concierto de Ramón Ayala en Estados Unidos. La principal queja que circulo en la red es que entre los fanáticos fue que el intérprete estaba cobrando 20 dólares a cada persona que deseara tomarse una foto con él.

En el video que fue subido a las redes sociales por Ramón, se pudo ver que el fanático dice:

“Ramón Ayala está cobrando 20 dólares por foto, vale madre, pagamos la entrada”.

Fue entonces que se vio visiblemente molesto a Ramón, quien le contestó al fanático:

“Para ti es a 40 (dólares), para que se eduque”.

 

 

Al difundirse esta grabación, muchas personas criticaron la actitud prepotente de Ramón Ayala para con sus fans, argumentando que las fotografías no deberían tener un costo, puesto que los artistas se deben a su público.

Como contraparte, otros seguidores del artista aplaudieron la medida que Ramón tomó debido a que el artista no tiene la obligación de posar para tomarse una foto con los fanáticos. La obligación termina cuando el show acaba.

Ambos puntos de vista son válidos y muy respetables, sin embargo, el lío no terminó ahí, puesto que hace unos días a través de sus redes sociales, Ramón Ayala publicó un comunicado de prensa en donde reafirma su compromiso con sus seguidores y en donde recalca que no es posible tener a todos contentos. Sin embargo en este escrito se compromete a continuar consintiendo a sus fans.